Estadio Sports
EDITORIAL DE ESTADIO SPORTS

Atlanta United pagó el precio de su pretemporada

Mucho se ha dicho después del 4-0 que Houston Dynamo le marcó al Atlanta United en la primera fecha de la temporada 2018 de la MLS, pero hasta ahora nadie ha tocado el punto clave: la pretemporada.
Lo habíamos mencionado en un editorial anterior, los juegos de pretemporada planeados por Atlanta United no se veían suficientes para afrontar un torneo cada vez más exigente y el sábado empezamos a corroborarlo.
El equipo de Atlanta se notó lento, sin capacidad de reacción, falto de sincronización y sin la precisión que mostró en la temporada pasada. Pero no es que se les haya olvidado jugar, son profesionales y tienen mucha calidad, lo demostraron con creces en el 2017, pero su rendimiento en la cancha en el primer partido fue acorde con lo que habían hecho en su corta pretemporada.
Apenas cuatro juegos y dos de ellos no muy exigentes, anticipaban que Atlanta United no iba a estar suficientemente preparado para afrontar el comienzo de la campaña 2018.
Es claro que el primer juego de pretemporada tiene que ser de poca exigencia y ante un equipo inferior y así lo fue, ya en el segundo, ante Columbus Crew, se notó que el equipo estaba muy lejos de su punto ideal, en el tercero, ante otro equipo de la MLS, se logró alguna mejoría, pero faltaba mucho por hacer y el cuarto no sirvió sino para probar a los suplentes.
Houston llegó a su primer juego frente a Atlanta con siete partidos de pretemporada y sacó provecho de su mejor preparación. Es claro que no hay una diferencia de cuatro goles entre Atlanta y Houston en condiciones normales, ni que el equipo de Texas es muy bueno y el de Georgia muy malo, lo que se notó aquí fue a un equipo a mitad de camino en su preparación frente a otro mejor trabajado.
De los cuatro componentes del entrenamiento en el fútbol: físico, táctico, técnico y sicológico, el físico tiene una importancia extrema en esta liga y el sábado comprobamos en reiteradas ocasiones que Atlanta United todavía no está en su punto ideal.
El balón que pierde González Pires en el primer gol de Houston evidenció que el defensor no estaba al ciento por ciento, porque en condiciones normales  él sabe proteger ese tipo de jugadas o hubiera despejado el balón de la zona de peligro. Posteriormente se presentaron otro par de jugadas en las que el mismo jugador se vio superado fácilmente en velocidad por los rivales.
Las reiteradas imprecisiones en la entrega de la pelota tanto en pases cortos como en largos, las llegadas tarde al balón, los rechazos en vez de las recuperaciones, los movimientos errados en zona defensiva y la pérdida infantil de la pelota cuando se iba afuera, son muestras claras de lo que venimos sustentando.
Afortunadamente para el segundo tiempo Houston quitó el pie del acelerador porque entendió que ya tenía el juego asegurado y que al frente tenía un equipo que no le podía hacer mayor daño. También fue importante el trabajo del portero Guzan, quien salvó media docena más de situaciones de gol para evitar una derrota catastrófica.
Nunca vamos a saber si la corta e insuficiente pretemporada fue producto de la falta de planeación, negligencia, pereza o exceso de confianza por lo hecho el año anterior y por contar con el jugador más costoso de la liga.
Más que la estruendosa derrota preocupa el hecho de que una buena pretemporada ayuda a reducir las lesiones a lo largo de la exigente temporada, porque permite que el organismo se prepare adecuadamente para la competencia.
Ahora se viene este domingo 11 de marzo en casa el juego ante el D.C. United, un equipo que ha derrotado al Atlanta United en las tres ocasiones que se han enfrentado y que trae a un conocido de la fanaticada, Yamil Asad, quien marcó el primer gol oficial de Atlanta en la MLS y que el fin de semana anotó el primer y único gol de su equipo en el empate en su casa 1-1 ante Orlando City.
Ojalá el domingo Atlanta United, con el apoyo masivo de su fanaticada, pueda lograr sus primeros tres puntos de la temporada y empiece a borrar la pobre imagen que dejó el sábado pasado. De igual manera esperamos que Yamil Asad no nos haga recordar que `No hay cuña que más apriete que la del mismo palo` y marque en un estadio muy conocido para él y ante una fanaticada que esperaba su continuidad con el equipo.

Por : Henry Higuita



Mas Notas de Archivo
Barco no es el jugador para reemplazar a Almirón

La lesión de un jugador de las características de Miguel Almirón tiene que preocupar a directivos, cuerpo técnico, jugadores y aficionados del equipo súper líder...
Los pecados de Martino

Algunos expertos en fútbol han planteado muchas veces que si juegas de la misma manera, con los mismos, frente a los mismos, lo más probable es que obtengas el mismo...
Atlanta United y su final adelantada este domingo

A cuatro fechas de culminar la temporada regular de la MLS 2018, Atlanta United consiguió, con su victoria en casa 2-0 ante Real Salt Lake, un nuevo objetivo que...
¿Messi? ¿Ronaldo? ¿Pekerman?


Mientras David Beckham, propietario del equipo de Miami que participará en la MLS a partir de 2020, sigue lanzando `rimbombantes` nombres al aire de los...
`Bravísimo` por Los Bravos

La temporada regular del béisbol de las Grandes Ligas está llegando a su final, ya `huele` a playoffs y lo mejor de todo es que el joven equipo de Atlanta está rematando...


A2
A15
A16
A7
A12
A9
A1
A3
A14
A6
A13
A8
A5
A18
A10
A17
A11



I Local I Nacional I Internacional I Ediciones AnterioresI Publicidad I Contactenos I
© 2001 Estadio Inc, All rights reserved .Resolución óptima 800x600
Login