Estadio Sports

( Columna Butaca )
¿A qué juegan?

Esta semana se resolvió prácticamente todo el panorama de cara a la Copa de Fútbol de Rusia 2018. Vimos el sufrimiento y la gloria de Argentina.

La sorpresa con las eliminaciones de Chile, Estados Unidos y Holanda. La llegada de Panamá e Islandia a su primer torneo mundialista pero sobretodo fuimos testigos de que la derrota ante Honduras, por parte de México, desnuda las carencias de un equipo que aspira a competir en una campeonato mundial y que al analizarlo a profundidad, a pesar de sus números, arrastra una serie de carencias que genera muchas dudas sobre las capacidades tácticas del director técnico Juan Carlos Osorio.

El principal problema de la selección mexicana de fútbol, hoy por hoy, es el estratega colombiano porque una cosa son las rotaciones y otra no jugar a nada; y déjenme decirle a que me refiero. En los últimos dos partidos de las eliminatorias el funcionamiento mexicano es para el olvido.

En el primero se le gana a Trinidad y Tobago porque realmente son el equipo más débil del torneo y cuando tuvo la oportunidad de hacer el 2-0 perdonaron a los aztecas quienes de la mano del “Chuck” Lozano recompusieron el camino y ya en la segunda parte del encuentro se impusieron 3-1 pero con un funcionamiento que fue criticado en todas les mesas de análisis donde se habla de México.

Peor aún cuando jugaron contra Honduras, Osorio no solo cambia a 7 jugadores sino salió a jugar con un planteamiento donde no había laterales naturales que surtieran de balones a los delanteros, lo que genera más dudas que aciertos sobre a que va México al Mundial porque con un planteamiento como los que presenta en sus últimos dos juegos, el TRI solo va ir a que les metan más de 4 goles por partido y ni siquiera se ilusionen con el famoso quinto partido porque no van a pasar de la primera ronda ya que su táctica carece de medios de contención de oficio y pone a medios creativos que muy fácilmente pierden la marca y les cuesta mucho hacer labores defensivas y es ahí­ donde se abren las avenidas por donde pasan los equipos contrario y le hacen goles a México.

El entrenador de México es terco y no quiere cambiar su estilo. Es más se niega a escuchar  a quienes opinan diferente. Para él y para los federativos mexicanos los números avalan el proceso pero para todos los demás el funcionamiento es un desastre. Hoy muchos se preguntan que si los aztecas estuvieran en la Conmebol podrán calificar a un Mundial y muchos dicen que no.

Entonces nos queda formular dos ideas: Si dejan a Juan Carlos Osorio en el banquillo de México es claro que no van a pasar de la primera ronda y olvídense del famoso quinto partido. La otra idea es que si lo cambian cualquiera que venga y use el sentido común va hacer un papel menos vergonzoso que el actual director técnico del Tri.

A y cuál es ese sentido común? Pues fácil, respetar los talentos de los jugadores y ponerlos en sus posiciones en donde mejor rinden en sus equipos y ya no hacer experimentos cada partido, lo cual no logra que haya labor de equipo sino más bien da la sensación de que la improvisación es la principal característica del fútbol que juega la selección de México y de esa manera no se avanza mucho en cualquier torneo.

Me queda claro que México va un Mundial como animador, más no a competir porque si fuera lo contrario desde hace un rato ya le hubieran dado las gracias a Osorio.

Pasando a otras cosas

No hemos llegado a Qatar 2022 y al parecer en los próximos cinco años el tema deportivo no va ser la principal preocupación sino otro tipo de temas ya que resulta que el país anfitrión critica enérgicamente a las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos, sus vecinos, por cuestionar la celebración de la Copa de Mundo en el país asiático.

La disputa sobre los juegos se produce en momentos en que cuatro países Árabes, incluyendo los Emiratos, han estado boicoteando a Qatar durante meses, argumentando que respalda a extremistas islámicos y tiene lazos demasiado estrechos con Irán. Qatar ha negado que apoye a extremistas y comparte un enorme campo gasíferos con Irán.

Dejen que otros actores internacionales empiecen a tomar partido y durante los próximos años tendremos mucha tela de cortar y parece ser que no pinta bien la cosa. Ojalá¡ y pronto arreglen sus diferencias para pensar en un Mundial tranquilo

Por: Roberto Acevedo






A6
A5
A2
A9
A13
A16
A11
A1
A7
A15
A3
A17
A12
A4
A8
A10



I Local I Nacional I Internacional I Ediciones AnterioresI Publicidad I Contactenos I
© 2001 Estadio Inc, All rights reserved .Resolución óptima 800x600
Login