Estadio Sports

( Editorial )
Emoción y suspenso al límite

No hay ninguna duda que la última fecha de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, tanto en la Concacaf como en la Conmebol, tuvo un alto grado de emoción y suspenso y pudo haber provocado más de un “percance cardíaco”.
Por lo que se veía en la televisión el “consumo de uña” aumentó considerablemente tanto en los estadios como en los lugares donde se disfrutaba o se “sufría” el partido a través de los diferentes dispositivos tecnológicos.
Estados Unidos que parecía tenía todo para clasificar y solo quedaría fuera con una derrota y una mezcla de resultados, tuvo “todos los astros en contra” y cayó ante el colero, Trinidad y Tobago, mientras que Honduras y Panamá ganaron dos duelos sumamente complicados y mandaron a los “gringos” a ver el Mundial por la pantalla chica.
En la Conmebol pasó algo similar, Chile incluso perdiendo hubiera clasificado, pero con la goleada en contra, más la suma de otros marcadores dejaron a Alexis Sánchez y compañía sin la máxima cita orbital, a pesar de que habían ganado las dos últimas Copas América.
Paraguay sólo necesitaba vencer en casa al colero, Venezuela, para clasificar por lo menos al repechaje, pero a pesar de que venía crecido por haber derrotado a Colombia en su propia casa, no le alcanzó ni para el empate y culminó la clasificatoria en séptimo lugar.
Argentina, que venía de mal en peor, tuvo un comienzo de partido nada prometedor ante Ecuador, ya que necesitaba ganar y antes del primer minuto ya iba perdiendo 1-0, pero tres genialidades  de Messi, que se volvió a acordar que él es uno de los mejores del mundo, clasificaron a los albicelestes y le devolvieron la alegría hasta el propio presidente de la FIFA, quien había anunciado durante la semana que Messi no se podía quedar sin su Mundial.
Panamá, contra todos los pronósticos, clasificó directamente después de comenzar perdiendo en casa ante un siempre difícil Costa Rica y ganó por primera vez un cupo a un Mundial, que revolucionó al país canalero, cuyo presidente estaba tan emocionado que decretó día de fiesta nacional para que todo el mundo pudiera celebrar.
Colombia y Perú se ”batieron como leones” en el Estadio Nacional de Lima, pero en los últimos minutos, cuando ya se conocían los otros resultados, firmaron un “pacto de no agresión” en la propia cancha y se olvidaron del fútbol para celebrar por anticipado el uno la clasificación directa, Colombia, y el otro el derecho a la repesca.
Son quizás las eliminatorias más emocionantes en muchos años y muy posiblemente las últimas, porque a partir del Mundial de 2026, con la clasificación de 48 equipos, la emoción desaparecerá y en Conmebol, que ahora eliminan a la mitad, 5, para dicho torneo solo parece que tres se quedarán sin asistir y algo similar se vivirá en la Concacaf.
Para el repechaje casi todo América del Sur será peruano y todo Centroamérica hará fuerza por Honduras, para que podamos tener más representantes en la fiesta a la que todos quieren asistir y a la que muchos, por lo menos por ahora, no llegan.

Por: Henry Higuita






A10
A7
A12
A5
A1
A17
A16
A15
A2
A11
A8
A3
A13
A6
A4
A9



I Local I Nacional I Internacional I Ediciones AnterioresI Publicidad I Contactenos I
© 2001 Estadio Inc, All rights reserved .Resolución óptima 800x600
Login