Estadio Sports

( Columna: Butaca Alta )
Hijos de los resultados

Tal vez una de las posiciones más ingratas en el fútbol es el puesto de entrenador y más en estos tiempos donde las redes sociales tienen un peso que sirve como referencia, además de los resultados, para la toma de decisiones por parte de los dueños de los clubes. Una mala racha, una mala percepción en las redes y se acabó el trabajo.

En todo el mundo entrenadores van y vienen y la Liga Mx no es la excepción, pero este torneo clausura 2019 ha sido particular, por el número de técnicos cesados al llegar a la mitad del campeonato.

Un total de 6 entrenadores han perdido el trabajo, quedando a dos del récord de 2011. Si tomamos en cuenta los dos torneos en los que se divide el año futbolístico mexicano la cifra aumenta a 13 cesados, un número escandaloso si consideramos que la liga tiene 18 equipos.

Hasta ahora los 6 equipos que decidieron darle las gracias a sus entrenadores son: Pumas, Pachuca, Querétaro, Puebla, Morelia y Atlas. Todos estos equipos tienen algo en común. En algún momento del torneo tuvieron una mala racha, lo que motivó la salida de sus directores técnicos.

Muchos consideran que fue injusta la salida de David Patiño, de Pumas y de Enrique Meza, de Puebla y fue atípica la forma en que le dieron las gracias a Rafael Puente, de Querétaro, ya que no ganó ningún partido y aún así lo aguantaron hasta la jornada 7, algo inusual en el fútbol azteca.

Los entrenadores son hijos de los resultados, pero para poder llegar al “resultado” tiene que combinarse una serie de factores que van más allá de la capacidad del director técnico.

Hoy en día no basta con saber parar a un equipo en la cancha; hay que tener más “habilidades” como tener algo de psicólogo y liderazgo para que sepa dialogar con el futbolista, su entorno y la prensa.

Se busca que la persona que esté en el banquillo sea un  gestor con personalidad que logre que un equipo de fútbol entregue buenos resultados, maximizando su rendimiento, lo que se traduce en más gente en la tribuna y una mayor comercialización del equipo.

Cuantas veces hemos escuchado decir que un buen entrenador sabe unir al grupo y maneja el vestidor.

Se sabe que en el éxito de un equipo, el entrenador aporta un 25%, y en la derrota, el 100% es su responsabilidad. Y bajo de esos parámetros cada día es más difícil la labor de técnico porque en cualquier momento te dan las gracias. No importando las campeonatos que hayas conseguido, o lo largo de una trayectoria. Lo que vale es el ahora.


De todas las historias de entrenadores de la liga Mx, la del Tuca Ferretti es un punto aparte porque el entrandor de Tigres lleva de manera interrumpida más de 20 años dirigiendo en diferentes equipos sin parar; con el orgullo de decir : “ yo me he ido, a mi nunca me han corrido”.

A nivel mundial existen entrenadores que se les conoce como de “élite” y básicamente trabajan en Europa al frente de los principales equipos del viejo continente, siendo a mi gusto Pep Guardiola el que encabeza esta selectiva lista. El español ha sido campeón en España, Alemania e Inglaterra y no está claro cuál es su techo.

Existe otro tipo de entrenador que no necesariamente tiene muchos campeonatos, pero que dejan escuela y son recordados por su manera de trabajar más que por sus éxitos. En este rubro destacan nombres como los argentinos Ricardo Lavolpe y Marcelo “el loco” Bielsa.

Curiosamente el pais que más “exporta” entrenadores a todo el mundo es Argentina. Tanto a nivel de selección como de equipos. Solo basta revisar los “rosters” de los equipos para darse cuenta.

En resumen: debe ser muy apasionante estar al frente de un proyecto deportivo por muy efímero que sea.

Por: Roberto Acevedo Acosta






A18
A15
A17
A12
A10
A11
A16
A4
A5
A2
A1
A7
A9
A3
A6
A14



I Local I Nacional I Internacional I Ediciones AnterioresI Publicidad I Contactenos I
© 2001 Estadio Inc, All rights reserved .Resolución óptima 800x600
Login